Mark Twain

La honestidad es la mejor de todas las artes perdidas.

Hay que admitirlo, nos aprieta la corbata. Tenemos miedo a no notar el peso de las formas, de la buena educación, de lo que está bien hecho, del sentido del deber… Si quitáramos todas esas formalidades, ¿qué nos queda cuando crecemos y nos convertimos en lo que llamamos “adultos”? 

Tenía que ser un libro de poemas. No podía ser de otra manera, soltarse la melena sólo puede hacerse con una buena recopilación de versos sin complejos. Para hacerlo, nadie mejor que Mar Benegas y Guridi, el equipo perfecto para presentarnos este libro que te dejará haciendo el pino. Si a ti también te gusta ver el mundo con los pies en el cielo, no te pierdas esta lectura, bienvenido a: A lo bestia, editorial Litera Libros. 

Antes de comenzar a escribir esta reseña, como siempre, me puse mi cuaderno de notas al lado. Me gusta leer apuntando todo aquello que me llama la atención, me inspira nuevas ideas o apuntando palabras que me suenan raro, que me divierte pronunciar, incluso palabras cuyo significado desconozco. Según avanzaba la lectura de A lo bestia me di cuenta de que estaba apuntándolo todo y, al finalizar el libro, tendría casi una copia exacta. Cambiando veces mi forma de leer entendí que lo convencional aquí es sólo el punto de partida hacia una nueva perspectiva.

A lo bestia es una recopilación de poemas que no tiene miedo a decir lo que piensa, pese a quien pese. Cada poema es un juego, donde todo y nada se toma en serio, donde si te ofendes es peor para ti porque todo está dicho desde el amor más profundo. Para leer este libro habrá que quitarse prejuicios; saber que, una vez leído cada poema, sólo nos queda seguir jugando. Jugar hasta reventar o dormir para volver a empezar al día siguiente. 

ilust. Guridi - A lo bestia (Litera Libros)

Esta cuarta edición (“revisada y ampliada”. Ojo porque creo que van a por la quinta) se nos presenta en tres partes, las tres unidas con un hilo común pero con su estilo propio. Tú te podrías preguntar: ¿se pueden comenzar a leer los poemas por el final? La respuesta sería un rotundo SÍ porque frente a este libro uno hace lo que quiere y lo que le apetece. 

Como te decía, son tres partes diferenciadas en este libro: Como sardinas en lata, Con la piel de gallina y Tres pies al gato 

Como sardinas en lata_ En la primera, un niño nos va presentando su galería de personajes cotidianos, aquellas personas (sean adultas o no) que por diversos motivos son cercanas a él. Cada poema me sugiere un retrato individual de cada personaje, de estos retratos que se colocan en una pared inmensa junto a otros más antiguos de la saga familiar. 

Aquí el niño cuenta las peculiaridades de cada persona, es decir: su madre, su padre, su hermano, aquellas personas que cuidan algunas veces de él (tíos o abuelos), la vecina, su abuelo, otros niños del parque, sus profesores. No hay barreras, el niño dice lo que piensa a través de las rimas desenfadas y gamberras de la autora. Lo políticamente correcto se desvanece porque es un niño quien habla y ya se sabe… los niños son particularmente sinceros, pueden dejarte K.O. en un abrir y cerrar de ojos. Así pues, su madre habla mucho, la vecina es una señora sin escrúpulos en busca de un niño inocente para “besuquearle” y pellizarle los mofletes… ¡cómo son las vecinas!, su padre es un fastidio porque a la hora de la siesta él no puede hacer ruido ni jugar a sus anchas, los profesores le ponen nervioso cuando no se sabe “la lección”. Aquí hay mucho más que poesía para niños, hay amor a raudales, hay verdades como soles, hay ganas de pasarlo pipa y una crítica necesaria en las capas menos superficiales. 

Y haz los deberes,
y el do-re-mi-fa,
deporte y repaso
¿terminamos ya?

Estoy muy cansado,
se ha hecho de noche,
del agotamiento
me duermo en el coche.

Llego que me arrastro
como una babosa:
¿me quieren matar?,
¿por qué tanta cosa?

Con la piel de gallina_ En la segunda parte ya no me queda tan claro que el protagonista sea el mismo niño. ¡Sí, es cierto, ambos autores siguen la misma línea argumental y los dibujos del ilustrador siguen representando al mismo niño del principio! Pero yo no lo tengo tan claro, en esta parte Mar Benegas prescinde del género ya sea consciente o inconscientemente. aquí comienzan a aparecer animales más que personas, se describe aquello que anida en el interior del protagonista y todo es mucho más abstracto. Para mí, como lectora, esta segunda parte del libro pierde el género y pierde casi la condición humana. Entramos en el mundo de las emociones, terreno complicado de explicar y de entender para un niño o una niña. 

Con la piel de gallina es un camino que recorre los miedos, la rabia, la tristeza, todo aquello de lo que nos cuesta hablar en serio y que, dándole la vuelta, convirtiéndolo en juego de palabras, resulta más llevadero. Poemas valientes, que nos retan a sentir como realmente necesitamos en cada momento. ¿Quién no ha reído como una hiena cuando en realidad lo que tenía era una pena inmensa? Reír cuando tienes ganas de llorar, o ser desesperante cuando la impaciencia en un viaje nos desata: ¿queda mucho para llegar? También se reflejan los días de alegría, las peleas y enfados, la vergüenza que sentimos cuando hacemos algo mal como romper un cristal, por ejemplo. Podemos pensar que estos sentimientos, y la forma que tienen sus autores de contarlos a través de las palabras y de las ilustraciones, pertenecen exclusivamente a la infancia; en absoluto es así. Precisamente A lo bestia es una invitación a conocernos mejor como adultos, a recuperar algunas ideas que teníamos antes de crecer y poder ser un poquito más felices. Esta idea me lleva directamente a la tercera parte.

Tres pies al gato_ Aquí hay una ristra de cuartetas locas, estrafalarias y esencialmente divertidas. Se invita al lector a imaginar las maravillas de la naturaleza que ni siquiera existen, o que sólo existen en nuestras cabezas. Mezclas de adjetivos, de cualidades humanas con cuerpos de animal que dan resultados perfectos a la hora de rimarlos. Vuelve a ponerse en valor el tono distendido de la palabra y de la ilustración, pero esta vez con una clara inclinación a querer que el letor sea partícipe de las locuras más bestias. ¡Atrévete a componer tu propio poema de cuatro versos donde mezcles aquello que te venga a la cabeza! 

A estas alturas no te voy a descubrir a la gran Mar Benegas, maestra de la palabra, la rima y el buen fondo de las historias. Bellos pájaros que a Mar le revolotean la cabeza y le hacen escribir de un modo tan evocador como libre. Y del mismo modo acompañan las imágenes a la palabra, Guridi saca de su chistera los trazos más sencillos para enmarcar poemas realmente complejos de ilustrar. Sus dibujos chiflan a pequeños y mayores, ¡con razón! porque están creados con trazos y mirada de niño. 

Esta reseña no sólo tiene el ánimo de recomendarte la lectura de este libro, sino que tiene la pretensión de reflexionar sobre todo aquello que hacemos “por educación” y que, en el fondo no nos gusta. Que a veces es mejor “vivir a lo loco, es mejor ponerle sabor” como decía la gran Celia Cruz, pues del mismo modo podemos sentarnos a leer este precioso poemario, porque ya lo dice la canción: a lo bestia se vive mejor.

Nos vemos en la siguiente página.

Otras lecturas

  • [1] ALBO, PABLO y GURIDI (2016): 71 ovejas, editorial Canica Books, 44 pgs.
  • [2] COPONS, JAUME y MERCÈ GALÍ (2017): Simplemente yo, editorial Combel, 24 pgs.
  • [3] BENEGAS, MAR y CAPDEVILA, OLGA (2016): Con el ojo de la i, editorial A Buen Paso, 56 pgs.
  • [4] GIMÉNEZ DE ORY, BEATRIZ y VALDIVIA, PALOMA (2011): Los versos del libro tonto, Faktoría K de libros, 64 pgs.

4 thoughts on “Reseña: A lo bestia

  1. entrevista y reseña ⋆ Mar Benegas on 27 marzo, 2018 at 5:47 pm Responder

    […] O leer una maravillosa reseña de A LO BESTIA, profunda y que capta la esencia del libro, de Chica Bombín: http://yocuento.es/a-lo-bestia/ […]

    1. ChicaBombin on 3 abril, 2018 at 4:18 pm Responder

      ¡Gracias, Mar, por tu comentario!
      Es emocionante haber encontrado tan a la medida de las mentes inquietas de los peques, tan honestas, tan divertidas, tan ocurrentes, tan de verdad. Es un poemario apto para todos los públicos. Gracias a ti por haberle dado forma.

  2. SALVADOR IBAÑEZ on 3 abril, 2018 at 1:30 pm Responder

    Muy bueno, Belén. Como siempre eliges bien de qué hablar. Me encanta el trabajo que han hecho Mar y Guridi, y la editorial. El tema que tratan podría ser infinito, ya que en lo que a emociones y comunicación humana respecta, nunca acabamos de aprender. Los colores, el formato del libro, lo hacen muy sugerente y agradable.
    Gracias por proponerlo.
    Por cierto, tu página también. Siempre es un gusto entrar en ella.
    Gracias!

    1. ChicaBombin on 3 abril, 2018 at 4:23 pm Responder

      ¡Muchísimas gracias, Salvador!
      El trabajazo en equipo de los dos artistas hacen que el libro funcione a la perfección. Coincidimos totalmente en el disfrute de aprender, y además hacerlo jugando ya si que no tiene precio. Cuando quieras, debatimos sobre la comunicación humana y las emociones, da para rato.

      Te agradezco mil que te tomes tu tiempo en pasar por aquí para leer y compartir lecturas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.