Ser como Gloria, ser todo Gloria

PIN

«El poeta al sentir
descubre todo lo que no le han enseñado.»  | Gloria Fuertes


Si dedicase un momento a pensar cuál es el primer recuerdo que tengo acerca de la poesía tendría que desistir del intento porque sería incapaz de saberlo con exactitud, de lo que sí estoy segura totalmente es que ese recuerdo iría unido, como tatuaje, al nombre de Gloria Fuertes.

Y digo que iría unido a su nombre porque cuando era pequeña, para mí, Gloria no era más que eso: un nombre. Si te digo la verdad, la poesía siempre fue un juego que tenía la voz de mi tía Milagros (mi librera favorita, la mejor que habrá jamás), así que Gloria era tan solo un nombre mientras que Milagros era la persona, ella era poesía.

Cantaba canciones, leía versos de Gloria Fuertes que hacían partirte de risa, y cuando no te hacían reír te hacían imaginar. Nunca podré pagar todos los recuerdos que atesoro y la forma en la que, años más tarde, emergieron sin querer dentro de mi imaginario escritor. Hoy lo digo sin pudor: cuando escribo quiero ser Gloria, copio a Gloria, escribo y pienso ¿le gustaría a Gloria?

Mientras escribo estas líneas se cumplen exactamente 25 años del día en que nos dejó y es de honor que proclame aquí mi profunda admiración por su persona, además de mi absoluta y brutal admiración por su obra. Porque todo poema que sale de mi lápiz quiere ser Gloria (Gloria Fuertes, se entiende) o al menos eso pretendo tanto si soy consciente de ello como si no.

Aunque no entiendo bien la manía que tenemos de celebrar muertes, la verdad es que cualquier excusa es buena para hablar de esta mujer maravillosa que marcó en tantas generaciones rompiendo las reglas de la poesía. Su obra era en buena parte lúdica y accesible, desafiante ante las convenciones de la época. Su capacidad para sobresalir en un ámbito predominantemente masculino, serio, solemne, de cultura elevada en ciertos aspectos y su particular enfoque en la poesía infantil, a menudo menospreciada en comparación con la poesía dirigida a adultos, son aspectos que la hicieron única y revolucionaria en su tiempo y en los venideros.

Nadie como Gloria combina humor, ternura y crítica social. Su contribución a la literatura infantil en español es sobresaliente, destacando por su creatividad y capacidad de conectar con diferentes audiencias. Porque ella era mucho más que la poeta de la infancia, era poeta. Solo hay que leerla para entender que sus escritos tienen lectores sin edad, sus poemas van desde el intimismo más duro hasta el jolgorio más expresivo, pero nunca esos términos son opuestos en la obra de Gloria. En ella, el jolgorio puede utilizarse para expresar lo más íntimo y banalizar lo más espiritual de la persona. Gloria Fuertes hacía que lo antagónico fuese sinónimo creando verdaderos cortocircuitos en las mentes de todo lector que no fuese niña o niño… porque para leerla había que quitarse los complejos, las rimas a veces y el verso libre otras, el lenguaje más pedante o cualquier tipo de prejuicio personal y social. 

La poesía de Gloria Fuertes emplea diversas métricas como variados son sus estilos, sin embargo, es común encontrar versos libres y rimas sencillas que le permiten adaptarse al tema y tono presentes en su obra. Tenía su marca única, en cualquiera de sus poemas podemos encontrar:

1.- La crítica irónica de la realidad social: exploró temas y cuestiones sociales contemporáneas bajo un enfoque agudo e irónico. Su poesía abordó la desigualdad, la injusticia y la alienación, proporcionando una perspectiva única y comprometida.

2.- Humanismo y empatía: su poesía para adultos revela un profundo sentido de humanismo y empatía hacia las experiencias más cotidianas. En lugar de alejarse, Gloria Fuertes abrazó la vida diaria y encontró la belleza en las pequeñas cosas. Sus poemas son una celebración de lo más sencillo que sucede durante un día cualquiera que se vuelve extraordinario. Además, esta dedicación por las vidas humanas no solo se centra en la infancia, resulta maravilloso leer cómo la vejez se convierte en un nuevo punto de partida gracias a sus rimas.

3.- Poesía para todo ser que piense y sienta: da igual de lo que Gloria hable en sus escritos, siempre su lenguaje es claro y transparente, tanto que le permite conectar con todo ser vivo que piense y sienta. No tenemos el secreto de cómo lo hizo pero estableció una conexión reflexiva y emocional con todo lector, combinando el ingenio con la sinceridad más abrumadora. Seguramente ese fuera el secreto de Gloria, que era pura sinceridad aunque doliera, aunque no estuviera bien visto, aunque no fuera correcto.

En este mundo de siglos.
En este mundo de siglas,

de ideas y de partidos
(todos partidos en dos),
desde siempre yo me afilio
yo pertenezco al AMOR.
Desde siempre y no lo oculto
—a otros líderes no insulto—
mas no respeto más leyes,
que las del a, eme, o y erre.
La de amar y ser amado
y lucho sin ser soldado,
sin armas y con decoro,
porque yo soy de esa raza
que por amor dejo todo.

El desafío era (y sigue siendo para los poetas) pensar y conectar, todo al mismo tiempo. Ella lo logró, su obra ha dejado una huella imborrable en la literatura española contemporánea, trascendiendo las fronteras generacionales y manteniendo su relevancia a lo largo del tiempo.

Dicho todo esto declaro: ojalá ser todo Gloria. No dejemos de leerla y descubrirla, de verdad que cuando crees que lo sabías todo sobre ella o cuando crees haberlo leído todo, llega para sorprenderte y regalarte un nuevo día con ojos a estrenar (“y luego ir al oculista”, como diría ella). En cuanto pueda dedicaremos un artículo a conVersar frente a alguno de sus infinitos poemas, como ya lo hicimos con Calderón de la Barca, y si te apetece leer los poemillas que escribo (aunque solo sea para comprobar lo mucho que intento copiar a Gloria Fuertes) ponte el bombín y date una vuelta por la sección de Relatos y poemas

Espero que te sientas como en casa en esta casita de pájaro, o pájara… según se mire. Gracias por leer.
¡Que viva la poesía!

Nos vemos en la página siguiente.

You May also Like
Lecturas interestelares
Por si alguna vez soñamos
Hervé Tullet: lectura para pintar y arte para leer
Otros fomentos: acompañar en la cultura
La escritura en su punto
Había un emoji

Leave Your Comments