Jefe Indio Seattle

El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo.

Vivimos en equilibrio sin ser conscientes de la fragilidad que nos mantiene. Somos funambulistas encima de una cuerda resistente pero fina e inestable, ¿qué pasa si caemos? ¿Vivimos confiando en una buena caída? 

Es una dulce comparación la que se nos presenta en estas páginas; nos acercamos a nuestra espiritualidad, a conectar de forma natural y pausada con nuestras creencias más íntimas, esas que heredamos pero que, según crecemos, vamos haciendo nuestras. Bienvenido a Más allá, un cuento de Silvia y David Fernández publicado por Pastel de Luna.

Hay una escalera dentro de esta historia que no me encajaba al principio, pero como siempre le doy mil vueltas a las lecturas: las pongo del revés, busco detalles, colores, aromas que me traigan sus palabras… al final todo tiene sentido. He aquí un cuento que comienza a narrarse desde la cubierta. La escalera que aparece en ella, y por la que un buen elenco de animales va subiendo, nos anticipa una subida aunque no sepamos todavía adónde nos lleva. Al principio no reparé en ella, pero es importante porque nos prepara para la aventura. Tranquilidad, lo voy a ir explicando poco a poco para que saborees la esencia de este cuento proyectado hacia dentro.

Allá arriba, vemos subidos en la cuerda floja a los animales del circo (una tropa de lo más curiosa), ellos comienzan a representar su número acrobático; cada uno tiene su propia habilidad y, mientras, me imagino a un público entusiasmado que contiene el aliento para luego estallar en aplausos. Pero, ¿qué ocurre si se caen? Aquí el cuento da un paso más y ya no está hablando sólo de acrobacias en un circo, aquí comienza el relato de la vida y la vida después de la muerte o caer al vacío.

Uno a uno, cada animal va cayéndose de la cuerda y nos cuenta qué cree que puede haber después. De este modo, la narración alterna primero la página en la que vemos la cuerda del circo y el animal que la abandona, con una segunda página que representa la creencia correspondiente al personaje. 

Al caer el escarabajo y pasar la página, el lector se sumerge en la cultura egipcia, la creencia del Reino de los Muertos y cómo el paso de las almas a través de él se convierte en un gran viaje. Al caer el coyote y pasar la página, estaremos en las Grandes Llanuras del oeste americano, donde los elementos nos envuelven y podemos conectar con el espíritu de nuestros antepasados. La noche encuentra a los personajes del circo alrededor de una hoguera recordando a aquellos que se fueron pero siguen con nosotros a través del fuego, el agua, el aire y la tierra. ¿Qué ocurrirá cuando caiga Fátima, le hechicera del desierto, y pasemos la página? 

El álbum recoge diez creencias “personificadas” en diez animales (el gran acierto en la elección de cada personaje y sus nombres es notable). Por tanto, son diez espiritualidades que pueden identificarse con las distintas religiones que hay en el mundo, pero en ningún momento se alude a su nombre específico; el nombre o “razón social” que ponemos a nuestras creencias no importa mucho en este cuento. 

ilust. Mercè López - editorial Pastel de Luna

Dentro de las páginas de Más allá podemos encontrar una cadencia circular en sus ilustraciones y en la narración, cosa que lo convierte en una historia fácil de contar a la hora de dormir. El éxito de una trama insistente es que el ¿pequeño? lector puede adelantarse a la narración como si él también fuera parte de la misma. Esto lo consiguen a la perfección sus dos autores y Mercè López; ella da alma a las páginas, hace florecer los sentimientos más bellos de quienes tienen un hueco reservado a la fe y une cada creencia con un hilo invisible, dándoles coherencia por separado pero dejando ver que todos forman parte de lo mismo. 

Las ilustraciones intercalan imágenes de los titiriteros en la cuerda floja, con un estilo circense y divertido (como un juego de malabares), con imágenes que transmiten paz y sosiego a la hora de representar una cultura espiritual. El color azul oscuro del Oeste con el humo blanco ascendiendo por él, el verde placentero y esperanzador del Edén, el celeste luminoso de los ángeles, los colores de la energía de la luz cósmica. Mercè hace relucir una paleta cromática hermosísima para regalarnos el sentido de vivir más allá 

La incógnita que nos mantiene en equilibrio

No cometeré el “error” (lógico) de decirte que este cuento nos habla de la vida y la muerte. La perspectiva de esta historia siempre está iluminada por la vida, una vida que tiene mil formas aunque, por lo pronto, sólo conocemos una. Qué hay después de la muerte es una incógnita imposible de descifrar aquí pero que nos mantiene en equilibrio a través de la fe o la falta de ella. 

Todos los personajes de este cuento tienen su propia fe. Cada uno cree en lo que cree y ninguno de los demás le juzga por eso, ¿de qué serviría? Todo vale, todo está permitido porque para eso sirven las cosas que no pueden demostrarse: para hacernos realmente libres y para transformarnos. 

El diálogo que se esconde tras la lectura de este cuento es altamente recomendable. Insisto en su recomendación porque lo tiene todo: una propuesta sencilla, encuentros con nuestras ideas, encuentros con la ideas de los demás, diversidad, cultura, personajes únicos y un final divertido.  

Al final, esto es la vida, pillarle el truco a la cuerda floja, mantenerse, revisar tus talentos (¿eres fuerte? ¿No le temes a nada? ¿Sabes caminar por la alturas? ¿Puedes ir tan rápido como una cala?…), hacer tu actuación lo mejor que puedas, no dejarte arrastrar cuando una persona querida se cae de la cuerda y seguir con el “show” hasta caer tú mismo… ¡cuidado con los esguinces! Menuda cuadrilla de circo tan maravillosa. 

El público abandona ya sus asientos, más que satisfechos, ha sido el mayor espectáculo del mundo. Y todos sonreímos mientras se cierra la carpa del Circo Galaxia. 

Nos vemos en la siguiente página. 

Otras lecturas

  • [1] BROWN, ALAN y LANGLEY, ANDREW (2003): Religiones del mundo, editorial Elfos, 64p.
  • [2] GELLMAN, MARC y HARTMAN, THOMAS (1997): ¿Cómo se deletrea Dios?, editor Lóguez, 232p.
  • [3] POHULANIK, ABEL (2005): Entre el cielo y la tierra, editorial Juventud, 258p.
  • [4] GAARDER, JOSTEIN (2009): El libro de las religiones, editorial Siruela, 368p.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.