Orbis sensualium pictus

El mundo dibujado

Si alguna cosa pudiera ser percibida por diversos sentidos, ofrézcase a todos ellos. Puesto que los sentidos son los fidelísimos proveedores de la memoria.
| Johannes A. Comenius

Transformar el mundo no conlleva ganar, tener éxito o creerse mejor que nadie. Transformar el mundo conlleva nadar contracorriente.

Nadar contracorriente parece muy bonito pero hay que tener confianza y constancia. A quien lo intenta se le etiqueta de locura o, en otros siglos, de herejía; a lo largo de la Historia, para romper las reglas de la cultura, la educación o la pedagogía había que soportar críticas y luchar para dar voz a sus teorías e ideas. Rescato hoy la labor de una de esas personas que fueron pioneras del pensamiento moderno transformando el mundo de la educación y los libros.

Jan Amos Komensky, lo conocemos como Johann Amos Comenius (nombre en latín), revolucionó la forma de transmitir las ideas y conceptos que se enseñaban a los niños. Comenius entendió un mundo completamente distinto del que tenía delante de sus ojos. Parece sencillo, dicho aquí al amparo de los siglos, pero había que tener valentía (por no decir algo más contundente) en el siglo XVII para vivir como él lo hizo.

Pedagogo, filósofo y teólogo, su vida nos dejó el legado impagable que actualmente disfrutamos. Su capacidad de crítica, sus inspiración en los grandes poetas clásicos (Virgilio, Ciceron…) y su propia experiencia en la escuela durante su infancia, le hicieron replantearse todo el “sistema educativo” de la época. Comenius propuso nuevos planteamientos para crear una nueva escuela.

Hoy en día nos parece absolutamente normal que la educación debe ser igual para hombres y mujeres, que debe ser impartida con buenas formas, siempre desde la empatía y que ha de motivar al niño en el aprendizaje en lugar de obligarle a memorizar. Sin embargo, en la época en que vivió Comenius, esto era toda una perversión de la educación.

A pesar de todo, fue un hombre convencido del poder de la experimentación en la escuela, del valor de una sonrisa en los alumnos… quizás lo pensaba porque él mismo no tuvo una vida fácil. Fue perseguido largo tiempo, sus obras fueron quemadas y sufrió la pérdida de su familia, huyó tanto de la guerra como del hambre y la enfermedad… aún así, dedicó todos sus esfuerzos a escribir sobre pedagogía. Fue maestro y llevó a cabo sus métodos allá donde le dejaban. Gracias a él, gozamos de dos obras vitales y que harían cambiar el rumbo de la didáctica: Didactica Magna (1632) y Orbis sensualium pictus (1658).

«todas las cosas» ilustradas

A Comenius no le valían nada los métodos de aprendizaje del momento y, cuando algo quieres que cambie: comienza tú. Por eso escribió el libro que él imaginaba, ese con el que soñaba haber aprendido.

De su mente salió Orbis sensualium pictus, el primer libro ilustrado pensado para niños. En él se muestra el mundo (del siglo XVII) en conceptos e imágenes, convencido como estaba de que el aprendizaje a través de la imagen reforzaría la memorización y la comprensión de objetos e ideas. ¿Te suena de algo? Desde luego que todo esto nos suena porque hoy en día utilizamos ese tipo de libros a diario, tan rutinariamente que forman parte de nuestras vidas.

Este «orbe» abarcaba todos los ámbitos sociales y naturales, dividido en 150 capítulos (nada menos) con temas de botánica, oficios, anatomía, zoología, religión… En poco tiempo ya se había leído más que Harry Potter (uy, lo que he dicho) y se había traducido a veintidós lenguas. Una verdadera joya con la que aprendieron generaciones enteras y plumas como la de Goethe, quien consideraba el Orbis S. Pictus como uno de sus mayores tesoros de la infancia.

Su edición en inglés, de 1659, se encuentra en la British Library, pero su contenido es de dominio público y puedes verlo en este enlace:

Orbis sensualisme pictus: hoc est, Omnium principalium in mundo rerum, & in vita actionum, pictura & nomenclatura (ed. de 1705)

Es para deleitarse en sus xilografías, en su tipografía y composición. Todo en este libro es aire puro, una semilla de alegría en medio de un mundo que fue convulso y perverso. Nos recuerda que las ideas pueden cambiar el rumbo de la Historia, que la buena locura agita conciencias y puede hacer de nuestra sociedad algo mejor.

En 2017, la editorial Libros del Zorro Rojo publicó una preciosa edición del Orbis sensualium pictus, encuadernado en tela y cuidado al máximo en cada detalle.

Recuerda que hay mucha Historia detrás de un «sencillo» diccionario, atlas o libro didáctico ilustrado.

Otras lecturas

  • COMENIUS, IOHANNES AMOS (2017): Orbis sensualium pictus, Libros del Zorro Rojo, 352 pp.
  • TRINICK, LOVEDAY y WHITE, TEAGAN (2021): Oceanarium, Impedimenta, 80 pp.
  • DELEO, RAOUL y STERN, NOAH J. (2021): Terra Ultima. El descubrimiento de un nuevo continente, Anaya Infantil y Juvenil, 80 pp.
  • ALADJIDI, VIRGINIE y TCHOUKRIEL, EMMANUELLE (2019): Bellezas de la naturaleza, Faktoría K de Libros, 512 pp.
  • BARMAN, ADRIENNE (2018): Herbario, Libros del Zorro Rojo, 200 pp.

Suscríbete